Durante tres intensas jornadas que se llevaron a cabo en Buenos Aires, los profesionales de Whalecom se capacitaron para aplicar estas novedosas prácticas.

Los cerebros funcionaron a pleno, las tareas se desarrollaron de acuerdo al ajustado cronograma, y finalmente Whalecom certificó a 34 consultores que de aquí en más podrán llevar a sus clientes el modelo i4 Neurolider.

Ocurrió entre el 9 y el 11 de junio en Torrepueblo, un complejo ubicado en la localidad de Benavídez, en las afueras de Buenos Aires, donde Silvia Damiano, de About My Brain, creadora del modelo, impartió personalmente la capacitación.

La actividad no solo convocó a participantes de Argentina, sino también de otros países como Perú, Ecuador y México, que durante las tres jornadas profundizaron en el conocimiento del cerebro y se prepararon para aplicar ese saber en los programas de liderazgo.

Más allá de la formalidad de la certificación, todos los asistentes destacaron lo provechoso de la experiencia y el entusiasmo por descubrir el universo de posibilidades que abre la neurociencia para quienes trabajan en recursos humanos.

Adriana Carel, Directora de Learning de Whalecom que completó la certificación, valoró la posibilidad que brinda i4 Neurolider de “entender de manera muy simple cómo funcionamos”, y aseguró que el modelo “es muy orientador, está sistematizado y tiene a la vez simpleza y profundidad”

.Para Ramiro Barrionuevo, consultor de Whalecom, se trata de “un modelo que integra la posibilidad de sumar habilidades de inteligencia que muchas veces dejamos por fuera de la organización en la actividad diaria”.

En tanto, Lorena Rodríguez, quien también es consultora de Whalecom pero en Ecuador y viajó especialmente para llevar a cabo esta certificación, celebró “la ventaja de saber exactamente cómo funciona nuestro cerebro, cómo está compuesto, y todas las estrategias que podemos implementar para exprimirlo al máximo”.

Otra de las consultoras de Whalecom que asistieron, Clemencia Gonzalez Silveyra, mencionó la importancia de estar “en balance”, conociendo las distintas formas de pensar. “El siglo 21 necesita de esos líderes y nosotros estamos listos para entrenarlos”, concluyó.

Esa última expresión resume de algún modo el sentimiento de quienes participaron de la capacitación: la confianza y la motivación para llevar este modelo a las personas y organizaciones que lo requieran.

 

¿Te pareció interesante?

¡Compartilo con tus amigos!