La economía digital modificó significativamente la manera de hacer negocios y requiere nuevas conductas en las personas. El protagonismo de Recursos Humanos es fundamental para garantizar resultados favorables en los procesos de transformación cultural.

 

Transformación Cultural

En un contexto de cambio, las organizaciones deben reconfigurarse para no perder foco y competitividad. La economía digital conlleva un poder transformador que apela a la capacidad de las empresas para reinventarse.

Este proceso de adaptación y transformación atañe a todos sus estamentos y a todos sus integrantes y exige al área de Recursos Humanos ocupar un rol central en el liderazgo de esos cambios.

 

¿Por qué? Porque junto a los aspectos tecnológicos como la infraestructura y las aplicaciones que corren en ella, hay un tercer factor que es el humano: la economía digital y los negocios asociados a ella requieren nuevas conductas en los usuarios.

En contextos de cambio, éstas nuevas conductas surgen principalmente por cinco razones:
  • – La economía digital es una economía del conocimiento, donde la destreza y las habilidades de las personas son lo importante para generar nuevas experiencias positivas para los clientes. Esto requiere de conductas distintas en quienes desarrollan esas experiencias.
  • – La velocidad de procesamiento de información que otorgan las nuevas herramientas exigen que el cerebro deba elaborar respuestas mucho más rápidas. Esto da lugar en ocasiones a problemas de resistencia o incertidumbre hasta que se asimilan los cambios.
  • – La virtualización obliga a moverse en un escenario distinto. Inclusive muchas actividades donde lo presencial parecía ser una modalidad inamovible están virando en ese sentido.
  • – La denominada molecularización que lleva a las compañías a abandonar su tradicional estructura piramidal en favor de grupos de trabajo más horizontales y menos perdurables, implica también nuevos modos de actuar y relacionarse.
  • – La colaboración digital y la interdependencia traen consigo una nueva forma de hacer las cosas, privilegiando la innovación constante y el pensamiento out of the box.

Por todas estas razones que modifican las conductas de las personas es imprescindible que Recursos Humanos juegue un rol estratégico en esta etapa. El protagonismo que adquiere el talento humano bajo las nuevas condiciones obliga al departamento a superar situaciones de postergación y asumir el liderazgo.

Si querés saber más sobre este tema, agendá: 30 y 31 de mayo, Seminario Liderazgo de Recursos Humanos en la Transformación Cultural

Taller dictado por Liliana Moya  Directora de Gestión del Cambio y autora del libro: Gestionando el Cambio. II Colección Minibooks, Biblioteca Whalecom, Ed. Temas

¿Te pareció interesante?

¡Compartilo con tus amigos!