Sistema B es un movimiento global  que apunta a desarrollar una economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas, la sociedad y el planeta.

Todos los años nos planteamos nuevos objetivos en Whalecom, y siempre lo hacemos con mucha energía,  responsabilidad y entusiasmo. Para este 2019 nos propusimos alcanzar una meta muy especial: certificar como Empresa B.

¿Qué son las Empresas B? Son organizaciones que persiguen el triple impacto (económico, social y ambiental) de manera simultánea, con un compromiso de mejora permanente y a largo plazo.

Cada paso, cada decisión, cada proceso, tiene que hacerse teniendo en cuenta estos tres aspectos. Sistema B es mucho más que Responsabilidad Social Empresarial (RSE), porque no involucra solo a un área de la empresa ni se limita a algunos períodos o actividades, sino que compromete a todos sus integrantes en cada acción que llevan a cabo.

Nuevos hábitos

Sabemos que para convertirnos en Empresa B, tenemos que hacer algunos cambios e incorporar nuevos hábitos, desde separar los residuos o elegir proveedores que den trabajo a habitantes de barrios postergados, hasta modificar el estatuto de la compañía para que se vean reflejados estos valores que decidimos priorizar.

En esta primera etapa, estamos revisando nuestro modelo de negocios y definiendo nuevas políticas. A medida que vayamos concretando los pasos que nos propusimos, lo iremos contando a través de nuestros canales de comunicación.

Nuestro interés en este tema no es nuevo. Hace varios años que venimos hablando e investigando y el año pasado Paula Molinari, nuestra fundadora y presidente, se incorporó como miembro del directorio de Sistema B en Argentina.

Sistema B no es una organización creada por empresas sino por personas.  Desde su sitio web resume de este modo sus propósitos: “Nuestra propuesta no se limita al trabajo de los equipos ejecutivos, sino que apunta a una economía que nos incluya a todos y que pueda crear valor integral para el Mundo y la Tierra, promoviendo formas de organización económica que puedan ser medidas desde el bienestar de las personas, las sociedades y la Tierra, de forma simultánea y con consideraciones de corto y largo plazo”.

Certificar como Empresa B es el desafío que nos proponemos para este año, porque creemos que el futuro hay que empezar a construirlo ya. Por eso las compañías y cada uno de sus integrantes deben asumir un compromiso con la sociedad y el planeta impulsando valores como la solidaridad y la sustentabilidad.

¿Te pareció interesante?

¡Compartilo con tus amigos!