En esta etapa en que regresan por fin algunas actividades de Team Building cara a cara, desde Whalecom queremos compartir sensaciones y experiencias.

De a poco, con el avance de las campañas de vacunación y con los cuidados que aún exige una pandemia que no termina de irse, las distintas organizaciones van retomando, en la medida de lo posible, la modalidad presencial para determinadas actividades.

Desde Whalecom acompañamos ese proceso, a la vez que hacemos nuestro propio camino, buscando la manera de ir construyendo entre todos el modelo híbrido que sin dudas marcará los próximos tiempos, sin volver a la vieja normalidad pero recuperando instancias de presencialidad en los casos en que sea útil, necesario y conveniente.

Nuestra Presidente y fundadora, Paula Molinari , es una de las que ya comenzó a dar los primeros pasos en ese sentido, y compartió su experiencia: “Hace pocos días participé de un offsite presencial, uno de los primeros post pandemia. Fue en una estancia en San Antonio de Areco, donde se encontraron para sus jornadas de trabajo los socios del estudio Beccar Varela. Fue un placer compartir con la gente, que disfrutaba con mucha calidez del encuentro. Me resultó realmente emocionante vivir la vibración presencial nuevamente”.

Algunos de nuestros consultores también vuelven a incorporarse paulatinamente al universo de lo presencial, con diversas actividades de Team Building. Es el caso, por ejemplo, de Ramiro Barrionuevo, quien también hizo un primer balance de este nuevo tiempo: “En principio, percibí que hay mucha necesidad de juntarse para compartir actividades. Esa posibilidad de verse personalmente suma mucho. Creo que hay emociones que se ponen en juego de una manera diferente a lo que puede ocurrir de forma virtual”.

De todos modos, también advirtió que hay aspectos de lo virtual que se descubrieron a partir de la pandemia y hoy muchas personas siguen valorando. “Lo que la gente expresa en muchos casos es la conveniencia y la comodidad de lo virtual cuando está bien gestionado, cuando hay realmente un foco claro, concreto, y un objetivo bien acotado que sea accesible para trabajar en ese formato”, señaló.

También Daniel Feige participó de algunas actividades presenciales y mixtas, con buenas sensaciones y resultados auspiciosos. Una de ellas fue el LAB “in Company” que brindó para el equipo de líderes de Atos. “Fue un reencuentro múltiple: volver a ver personas en 3D, redescubrir ese espacio conocido que quedó detenido y truncado por un año y medio, cumplir con los protocolos sanitarios, cuidar los desplazamientos para no ‘invadir’ espacios vitales de cada asistente… y las masitas y café. Extrañaba todo eso”, contó.

Por otra parte, coordinó el taller de Gestión de conflictos del que tomaron parte unos 20 jefes y supervisores de Avon de la planta San Fernando, y donde se sumaron más participantes en forma remota, convirtiéndose en la primera experiencia de capacitación «blend». “El resultado fue óptimo”, manifestó al finalizar.

Estas y otras actividades de nuestros ejecutivos, directores y consultores forman parte del proceso de reinmersión en la presencialidad que ya comenzó e irá intensificándose en los próximos meses, tanto para nosotros como para nuestros clientes.

¿Te pareció interesante?

¡Compartilo con tus amigos!